Trastornos

Temporomandibulares

Los Trastornos de la Articulación Témporomandibular (ATM), Dolor Orofacial y los Trastornos del Sueño son tres grupos de patologías de origen «multifactorial».

Es decir, cada enfermedad tiene muchos factores que contribuyen o pueden provocar la aparición de los síntomas en un paciente.

Factores tales como la calidad del sueño, estrés, estilo de vida y auto-cuidado, dieta, estado anímico, medicamentos u otras enfermedades, deben ser tomadas en cuenta. En muchos casos, se trabaja en estrecha colaboración con otros profesionales de la salud y especialistas como un equipo multidisciplinario. Curiosamente, aún este es un concepto relativamente nuevo entre los muchos profesionales de salud.

No podemos prometer que podamos curar a todo el mundo, pero al ofrecer un completo «Plan o Programa Terapéutico» en lugar de un «presupuesto», intentaremos mejorar la calidad de vida de nuestros pacientes.

Huérfanos 801, of. 470. Santiago Centro

Teléfonos

+562 263 283 96

+562 263 220 79

SOLICITA TU EVALUACIÓN

Entre otras patologías, nuestro centro se especializa en el manejo del bruxismo, alteraciones funcionales de la oclusión, articulaciones témporomandibulares y el dolor facial en su conjunto. Además, participa odontológicamente del tratamiento de los ronquidos y la apnea de sueño.

Si alguna vez ha sufrido, o ha vivido con alguien con dolores de cabeza, dolor en la Articulación Témporomandibular, dolor facial o intra-oral, ronquidos o apnea obstructiva del sueño, sabrá qué tan destructivos y debilitantes pueden ser estas condiciones para nuestra calidad de vida.

El complejo conjunto de síntomas y el sufrimiento que provoca, sumado a la falta de ayuda especializada, puede hacer que la persona se frustre o crea que nadie le entiende o que realmente no se le está escuchando.

El cuerpo humano es una máquina afinada, dinámica e interactiva y, como tal, sus funciones dependen de muchas otras, aunque a primera vista puedan parecer sin relación alguna. Mediante la evaluación de la gran cantidad de factores contribuyentes que pueden jugar un papel importante en la experiencia del dolor, somos capaces de tratar a la persona como un «todo» en lugar de un «síntoma».

SOLICITA TU EVALUACIÓN

Llámenos

Contáctenos